Click en el icono de parlante para escuchar el texto seleccionado! Basado en GSpeech
A- A A+

Parque Metropolitano La Sabana   

La Sabana es una zona de 72 hectáreas dedicadas al deporte, la cultura y la recreación,  a 1333 metros sobre el nivel del mar, ubicada en el distrito Mata Redonda, en el cantón central de San José.  Por su tamaño y ubicación, constituye el principal y más grande espacio abierto para uso público en la capital, un parque con múltiples opciones de esparcimiento, de gran riqueza por su flora, fauna y con facilidades de acceso.  Fue el  sacerdote Manuel Antonio Chapuí, quien en agosto de 1783 donó los terrenos  y sus alrededores.  

En el Parque se ubica el majestuoso Estadio Nacional, inaugurado el 26 de marzo del 2011, que tiene capacidad para recibir 35500 aficionados; la Piscina María del Milagro París; el Patinódromo Nacional; el Gimnasio Nacional Eddy Cortés; los tres gimnasios anexos;  la Galería Costarricense del Deporte; una pista para atletismo aficionado; así como las canchas para la práctica del futbol once, futbol playa, béisbol, softbol, rugby, baloncesto, voleibol, voleibol de playa, balonmano, etc.

También destaca en la periferia, el Parque de Educación Vial Karen Olsen, un área con calles señalizadas y edificios en miniatura, así como el Liceo Luis Dobles Segreda, el Museo de Arte Costarricense y las oficinas de la Liga de Futbol Aficionado (LINAFA), entre otras edificaciones.

Un cambio radical comenzó a experimentar el Parque Metropolitano desde el año 2011, cuando con el patrocinio de Scotiabank, el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación, que por la Ley 7800 es la institución responsable de su administración, comenzó el Proyecto de Rearborización  “Una nueva Sabana”.

En efecto, tras una investigación se determinó la necesidad de sustituir más de 3262 árboles que se encontraban sobremaduros, enfermos por diversos hongos y bacterias, o muertos, lo cual podía afectar a las especies sanas, y que por la caída de ramas representaba un peligro para los usuarios.

Además, los expertos forestales catalogaban La Sabana como un “desierto verde”, ya que, a pesar de la cantidad de árboles existentes, en su mayoría, las especies eran exóticas.

Tras estos hallazgos, también se determinó la necesidad de plantar cinco mil nuevos árboles de especies nativas, con el objetivo de convertir a La Sabana en un ecosistema ideal para que más aves se desarrollaran.  Los nuevos miembros plantados, funcionan como refugio para una diversidad importante de especies de aves, residentes y migratorias, y además son fuente de alimento y anidación.

En el año 2019 se completó la meta y desde entonces, La Sabana exhibe una nueva flora con más especies autóctonas.  En el 2011 se contabilizaban 13 especies de aves, mientras que en el 2019 se registraban más de 135.

Por sus condiciones, el Parque Metropolitano La Sabana es un espacio abierto los 365 días del año.  

Para consultas sobre alquiler de espacios o la realización de eventos, puede comunicarse a la Administración a los teléfonos 2549-0793 o 2549-0754 en el ICODER.

 

 

 


 

Subir

 

 

0
0
0
s2sdefault
Click en el icono de parlante para escuchar el texto seleccionado! Basado en GSpeech